Columnas

30 de marzo de 2020

China desempeña principal papel en lucha mundial contra COVID-19, dice experta chilena

Por Constanza Jorquera

China ha tomado el liderazgo en el combate mundial contra la pandemia del nuevo coronavirus, por ejemplo, en la coordinación de los países del G20 para hacer frente a esta emergencia sanitaria, aseguró la experta chilena Constanza Jorquera.

«Esta crisis es diferente a otras crisis globales, es una situación mucho más compleja, porque tiene que ver con el ámbito de la salud. China ha tomado el liderazgo y dirige los compromisos centrales del G20», dijo a Xinhua la académica de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales.

Esta semana, los representantes de los países del G20, compuesto por dos tercios de la población humana y alrededor del 86 por ciento del PIB global, se reunieron en una videoconferencia, en la que acordaron inyectar cinco billones de dólares a la economía mundial y hacer «lo que sea necesario» para superar esta situación.

En esta cumbre extraordinaria, el presidente chino, Xi Jinping, presentó varias propuestas, como la respuesta colectiva para el control y tratamiento de la enfermedad a nivel internacional; apoyar a las organizaciones en su desempeño; convocar una pronta reunión de ministros de Salud del G20 y poner en marcha una iniciativa de asistencia contra la COVID-19, entre otras.

Jorquera dijo que la pandemia «es una oportunidad para repensar cómo vamos a realizar la convivencia global y China tiene esa idea madura desde hace bastante tiempo, porque tiene cultura, porque es una sociedad colectivista, en la que se valora la idea de armonía y comunidad».

Destacó la manera en que el mandatario chino evidenció «que esta forma de comportarse ha sido la clave, en vez del individualismo, del capitalismo, de no tomar en cuenta las medidas que recomiendan los gobiernos y la Organización Mundial de la Salud (OMS)».

La máster en estudios internacionales explicó que China ha demostrado su sentido de comunidad de destino compartido «al compartir buenas prácticas en desarrollo e investigaciones que se están haciendo para vacunas y medicamentos», además de poner a disposición su industria de biotecnología.

Tal como ocurrió durante una videoconferencia que el país asiático sostuvo con funcionarios y expertos de salud pública el lunes pasado, en la que un grupo de expertos chinos atendió las consultas de especialistas médicos de 25 países latinoamericanos y caribeños.

Por otra parte, sostuvo que el cierre de la ciudad de Wuhan, tras haber sido la más afectada por el nuevo coronavirus, «fue bastante delicado, porque se criticó el restringir el derecho de movilidad de las personas, sin embargo, el Gobierno chino demostró que esas medidas centralizadas son necesarias para enfrentar una crisis de este tipo».

«Después vinieron otras medidas, que pusieron al frente a las personas ya contagiadas, cuando se construyeron estos mega hospitales muy rápido. China fue capaz de usar toda su capacidad de prever, y que ha ido acumulando en el tiempo, en función de una crisis para actuar», concluyó.

Según informó la Agencia de Cooperación y Desarrollo Internacional de China (CIDCA, sigla en inglés), esa nación ha prestado asistencia a 89 países y cuatro organizaciones internacionales para luchar contra el nuevo coronavirus.

Esto cuando los casos de COVID-19 superan el medio millón en todo el mundo, con más de 20.000 fallecidos, de acuerdo con las cifras de la OMS.

Ver en XINHUA

En Portada

cerrar