Columnas

1 de abril de 2019

¿España debe pedir perdón?: Historiadores justifican solicitud mexicana y debaten si Chile podría sumarse

Por Consuelo Figueroa

La carta enviada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador abrió una discusión respecto a si es imperativo disculparse por los hechos ocurridos hace más de 500 años.
SANTIAGO.- “Con toda firmeza”, manifestó el Gobierno español su completo rechazo a la carta hecho pública ayer y enviada por el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), al Rey Felipe VI de España y al Papa Francisco, misiva en la que el Mandatario emplazó a las autoridades mencionadas a pedir perdón por los “agravios” cometidos durante la conquista de América, hace más de 500 años.

Ante esto, el repudio del mundo político español ha sido prácticamente transversal, a excepción del partido Podemos, colectividad desde donde manifestaron que López Obrador “tiene mucha razón en exigirle al Rey que pida perdón por los abusos en la ‘Conquista'”. Por otro lado, desde el Vaticano afirmaron que el Papa ya ha pedido perdón por este tema.

En medio de la polémica, historiadores chilenos entraron al debate. En conversación con Emol, coincidieron con la idea de que la petición mexicana sí se justifica, pero la discusión se divide en cuanto a si el Estado de Chile también debiese acoplarse a la iniciativa.

Un acto simbólico
“A mi entender, siempre es bueno pedir perdón por los hechos cometidos en el pasado. Respecto a la conquista de América, sin lugar a dudas hubo muchos abusos y atrocidades cometidas, y no es malo para los pueblos que los gobernantes hagan gestos de manera de permitir la reflexión”, sostuvo el académico del Departamento de Ciencias Históricas de la Universidad de Chile José Manuel Zavala.

Dicho eso, aclaró que “no se puede juzgar el pasado con los criterios del presente” y que esta solicitud se trata más bien de un acto “simbólico”. Por lo mismo, aseguró que “la reacción tan tajante del Gobierno español no es correcta”.

En tanto, la coordinadora académica de la Escuela de Historia de la Universidad Diego Portales (UDP), Consuelo Figueroa, expuso que “en términos simbólicos, es importante que exista un reconocimiento oficial de las atrocidades cometidas durante el proceso de conquista y colonización europea en América. Es fundamental no solo para repensar nuestras historias, sino para sacudir muchas de las arraigadas convicciones con las que seguimos operando y que tienen un fuerte componente racista”.

Y es que, según Figueroa, “pese a la enorme producción historiográfica que existe respecto al tema, sigue persistiendo la idea que tanto la conquista como la colonización de América fueron partes del proceso de avance y evolución de la humanidad, suponiendo que marcan el triunfo de la civilización frente al salvajismo, barbarie y primitivismo. Sin embargo, vale preguntarse si el genocidio cometido podría ser concebido como parte de una civilización”.

“Claramente, esas heridas (en los pueblos originarios) persisten, no solo por lo sucedido hace 500 años atrás, sino por los acontecimientos durante esos 500 años hasta hoy. Seguir reproduciendo relatos respecto del ‘descubrimiento’, la conquista y la colonia como procesos conducentes a la modernidad, significa seguir ratificando esas miradas deshumanizadas”, agregó la académica.

Mea culpa de mandatarios latinoamericanos
Zavala no solamente apuntó a que sería sano que España se disculpara por “esa etapa anterior a los estados nacionales” en América Latina, sino que también señaló que “justamente en el período republicano, particularmente en el caso de Chile y Argentina, se cometieron abusos y atrocidades, por lo que los actuales jefes de Estado también tienen que hacer ese tipo de gestos con los pueblos indígenas”.

Impresión similar es la que tiene el historiador de la Universidad de Santiago y especialista en temas indígenas, Fernando Pairican. “Las repúblicas latinoamericanas son las que han cometido los principales procesos de genocidio sobre los pueblos originarios”.

Razón por la que, dijo, no solo tienen que pedir perdón el Rey y el Papa, “los actuales mandatarios de hoy también tienen que ofrecer disculpas por lo que han cometido sus antepasados. Sería muy interesantes esas disculpas, que no pase solamente por el Rey de España”.

¿Chile debiera unirse a la solicitud?
Zavala dudó respecto a si el Estado de Chile podría también realizar esta solicitud a España y el Vaticano. “El caso mexicano es un poco diferente al de Chile en cuanto a conformación sociocultural. En México está muy latente el pasado prehispánico”, señaló, agregando que quienes sí pueden pedir aquello son “los representantes de los pueblos indígenas en Chile”.

Mientras que Figueroa manifestó que “me parece importante que en México, Chile y, ojalá, en el resto de América y en Europa, se ponga en la discusión pública no solo lo acontecido hace 500 años”.

“El avance de la humanidad requería la supresión física y cultural de pueblos completos, cuestión de la que no nos hemos desprendido del todo. Hasta el día de hoy en muchos persiste la idea de los indígenas como más atrasados o bien en un estado de desarrollo inferior que los ‘blancos'”, aseguró.

Por su parte, Pairican restó importancia a aquello y sostuvo que “la fase de simbolismos ya ha quedado un poco desfasada. Lo que hoy día el mundo indígena exigen son derechos fundamentales. El problema es el presente”.

Ver noticia en Emol

En Portada

cerrar