Columnas

19 de mayo de 2021

Feministas, dirigentas y defensoras de DD.HH: Los nuevos liderazgos de mujeres que dejan las elecciones

Por Hillary Hiner

Este fin de semana de elecciones estuvo marcado por la preferencia ciudadana hacia nuevos liderazgos protagonizados por mujeres, que vienen a marcar un nuevo ciclo en la política municipal y de constituyentes impulsando proyectos feministas, ambientalistas, defensoras del territorio y la plurinacionalidad y las diversidades sexuales. Tanto en listas independientes, como de partidos políticos, las representantes de movimientos sociales y feministas buscan consolidar propuestas ciudadanas y ser las nuevas voces para liderar la política local.

Uno de los triunfos catalogado de “histórico”  fue la elección de Irací Hassler, la primera militante del Partido Comunista que se convierte en alcaldesa, tras ganar con el 38, 81% de los votos por sobre Felipe Alessandri, quien obtuvo 35,32%. La ex concejala por Santiago y dirigenta estudiantil busca concretar una propuesta con enfoque de género, fuerte reactivación económica y derechos sociales, como vivienda digna y espacios seguros en la comuna. Dentro de las primeras, incluye elaborar diagnósticos participativos con la población LGTBIQ+, ejecutar un plan de educación sexual integral y no discriminación en los colegios y fortalecer las oficinas de prevención de la violencia de género.

Tres candidatas de Revolución Democrática (RD) también llegaron a las alcaldías logrando terminar con la gestión de la derecha. En Ñuñoa, la candidata del Frente Amplio, Emilia Ríos, ocupará el cargo después de 24 años de ser gobernada por Chile Vamos, dos periodos de Pedro Sabat (RN) y, luego, Andrés Zahri (ex RN) desde 2015. La cientista política obtuvo 34.652 sufragios, derrotando al actual concejal Guido Benavides, quien obtuvo 31.911. Su programa también va en línea de la sustentabilidad, reforzar la economía local, la educación pública en la comuna y dar prioridad al apoyo y acompañamiento a las mujeres víctimas de violencia.

En regiones, Macarena Ripamonti se convirtió en la alcaldesa de Viña del Mar, dejando atrás las intenciones de la UDI de seguir liderando la ciudad con la ex diputada Andrea Molina, después de 16 años de gestión de Virginia Reginato del mismo partido. La abogada de RD, que tuvo un activo rol durante el proceso constituyente explicando sus distintas etapas con un fuerte despliegue comunicacional, logró el 38, 17% de los votos. “Fuimos a primarias, hicimos un proyecto riguroso, entonces, este tipo de cosas se concretaron en las votaciones”, ha dicho.

Un hecho histórico ha sido la elección de Carla Amtmann, de RD, la primera alcaldesa en Valdivia quien dobló en votos a Omar Sabat, obteniendo 22 mil votos. Ha hecho hincapié en una gestión descentralizadora, con formación ciudadana permanente, mecanismos de incidencia municipal, como consultas ciudadanas y plebiscitos.

También con el apoyo del Frente Amplio, la independiente Paulina Bobadilla fue electa alcaldesa por la comuna de Quilicura. Es directora y fundadora de la ONG «Mamá Cultiva», que impulsa el uso medicinal de la marihuana.

Por otro lado, en la carrera por conseguir la gobernación de la Región Metropolitana, Karina Oliva, militante de Comunes y candidata del Frente Amplio y del Partido Comunista, pasó a primera vuelta para disputar el cargo con el DC Claudio Orrego. Con un 22,8% de los votos dejó atrás a la candidata de Chile Vamos, Catalina Parot, Pablo Maltés y Rojo Edwards. La candidata feminista a la gobernación ha concentrado el apoyo de tres candidatos presidenciales, Daniel Jadue, Gabriel Boric y Marcelo Díaz, con la capacidad de articular ambos bloques, y dándole un fuerte impulso al FA.

En Portada

cerrar