Columnas

13 de julio de 2020

La traición

Por Claudio Fuentes

La votación en la Cámara que aprueba el retiro del 10% de los fondos de las AFP es “la mayor derrota legislativa para la derecha desde el retorno de la democracia” escribe el autor. Aquí trata de explicar por qué parlamentarios de ese sector “traicionaron al modelo”.

¿Por qué los y las legisladoras votan del modo que lo hacen?  Existen cinco argumentos complementarios que han sido bastante documentados para esa pregunta: (a) la lealtad con los electores, (b) la lealtad con el partido, (c) la lealtad con su coalición (d) la lealtad con sus convicciones, y (e) la lealtad con sus financistas.

En la votación de la Cámara respecto de la entrega del 10% de los fondos de las AFP a sus cotizantes se entremezclaron varias de aquellas explicaciones, provocando la mayor derrota legislativa para la derecha desde el retorno de la democracia. No es una historia que pueda ser entendida apelando a un solo argumento. No es puro interés egoísta, pura vendetta o convicción.

Aunque no conocemos todavía el resultado de esta trama, sostengo que se trata de la mayor derrota legislativa pues aquí se pusieron en entredicho los intereses materiales de las AFP, uno de los pilares de la concepción neoliberal defendida con tanto ahínco por dicho sector político. Por lo mismo, no se trataba de cualquier votación. No solo se estaba traicionando al partido o a la coalición de gobierno; se traicionaba nada menos que al modelo.

Aquel día de la votación hay quienes votaron pensando en sus electorados, que la están pasando mal, que están sufriendo las consecuencias duras de la pandemia. Los legisladores en teoría se deben a sus votantes y no debe sorprendernos que, en un ambiente de crisis, quienes toman decisiones sean más receptivos al clamor popular. Al final del día, su propia sobrevivencia depende de sus electores.

Pero aquí el asunto clave es que dicho representante sienta una presión efectiva social y los votantes hagan llegar sus demandas. No basta que el legislador sienta la presión de una encuesta nacional. Aquí cobra vida la micro-política de contactos, cartas, e-mails, llamadas telefónicas, comunicaciones y vínculos entre representantes y representados. Es esta presión cotidiana lo que provoca el actuar de aquel legislador o legisladora a la hora de votar.

Sostenía el diputado Miguel Mellado: “se confunden en quién es el Ejecutivo y quién es el legislativo. Acá hay una lealtad con las personas que te eligen, en las cuales tú tienes que ver, y a ellos [del Ejecutivo] les falta un poco de calle”. Sostenía que, “hay mucha ayuda que no le está llegando a la clase media, entonces por qué me voy a cerrar a debatirla. Estamos en la región más pobre del país y va a ser más pobre después de la pandemia” (Biobio 09.07.2020).

El diputado Cristhian Moreira argumentó: “claro, soy diputado del gobierno, pero yo me debo a la gente que votó por mí y los voy a defender. No creo que esto sea una derrota para La Moneda”. Agregó que: “voté a favor porque hay un gran clamor en la ciudadanía para hacer cambios en la AFP. Hoy vivimos una excepción, una crisis y la gente necesita esos recursos. Las ayudas del gobierno han sido insuficientes y este mecanismo sirve para que los que lo necesiten, no todos, puedan sacar parte de sus dineros en las AFP” (Chilevisión 09.07.2020).

A lo anterior se suma una segunda dimensión de la política: la disciplina partidista. En tiempos normales las bancadas, los partidos, logran disciplinar a sus legisladores en votaciones cruciales. ¿Cómo lo hacen? Existen incentivos del legislador para respetar aquello, dado que participa de un esquema de poder interno. De la buena relación que tenga con el partido dependerá su carrera política. El partido apoya campañas electorales, decide la lista de candidaturas, apoya técnicamente al legislador. Pero en Chile esta disciplina se debilita cuando el legislador desarrolla sus propias redes de apoyo en su distrito o cuando tiene capacidad autónoma para obtener financiamiento. La deslealtad aumenta cuando un partido vive una competencia electoral interna y aquello se hizo palpable en Renovación Nacional donde algunos sectores pretenden disputar el liderazgo del actual presidente Mario Desbordes. La votación se transforma en una expresión más de las pugnas de poder interno.

Continuar leyendo en Ciper

En Portada

cerrar