Noticias

27 de diciembre de 2019

El Laboratorio Constitucional UDP realizó diversas actividades en el contexto del estallido social

El estallido social iniciado el 18 de octubre pasado generó una dinámica única de cabildos auto-convocados. Diversas instituciones, organizaciones sociales y vecinos comenzaron a congregarse en plazas, espacios públicos, universidades y lugares de trabajo para intentar abordar las causas de la crisis y los caminos institucionales e informales que se han ido dibujando.

El Laboratorio Constitucional se propuso contribuir a la sociedad aportando conocimiento y experiencias de participación en cabildos. Además de ofrecer materiales de apoyo para las discusiones relacionadas con el proceso constituyente, participó activamente de conversatorios en diversas comunas de la Región Metropolitana, así como en regiones.  Para cumplir con este objetivo, se prepararon materiales de apoyo con información básica sobre el proceso constituyente, se realizaron dos talleres de formación de un equipo de voluntarios y voluntarias con estudiantes de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad, y se establecieron redes de colaboración con instituciones privadas para fomentar la participación.

Desde octubre y hasta fines de diciembre los y las integrantes del Laboratorio Constitucional participaron en 29 actividades presenciales, a las que asistieron en total 1,100 personas.  Las actividades involucraron las comunas de Santiago Centro, Providencia, Pedro Aguirre Cerda, Huechuraba, Peñalolén, Las Condes, Estación Central, Lo Prado, Calera de Tango, Recoleta, La Florida, y Ñuñoa. Además, se participó de actividades en Curicó (región del Maule) y Teodoro Schmidt (región de la Araucanía).

Para el coordinador del Laboratorio Constitucional, Claudio Fuentes, el trabajo de vínculo con la comunidad es central a la labor universitaria: “estas actividades nos han permitido no solo poner a disposición de la comunidad la acumulación de conocimiento en temas constitucionales, sino que también generar espacios formativos con diferentes audiencias profesionales, poblacionales, y de organizaciones territoriales”.

Las inquietudes principales de la ciudadanía en estas actividades se han referido a la relevancia de la Constitución, la explicación de las diferentes etapas del proceso constituyente, y el vínculo que existe entre las normas y el diario vivir de las personas. “La experiencia de estos conversatorios reflejan por una parte el interés de la ciudadanía por comprender lo que está pasando, pero también por involucrarse en la búsqueda de soluciones. La ciudadanía quiere ser protagonista de su tiempo y aquello plantea grandes interrogantes respecto a cómo se canalizarán estas energías sociales que, muchas veces, no encuentran un camino de canalización y respuesta a demandas”, aseveró el investigador.

Aunque el trabajo se ha centrado en el vínculo institucional con organizaciones territoriales (con juntas de vecinos y centros culturales municipales), también se ha participado de conversatorios en espacios profesionales como Sura Inversiones, el Centro de Estudios del Cobre y la Minería, Tironi y Asociados, entre otros. Un trabajo importante se realizó con la red educacional ignaciana, quienes organizaron un set de reuniones con profesores y estudiantes.

Para el año 2020 el laboratorio Constitucional continuará organizando actividades de vínculo con el medio. Entre el 17-18 de enero se organizará una Escuela de Verano Constituyente en la Universidad en conjunto con el Programa de Derecho Público de la Facultad de Derecho. Dado el alto interés que generó esta convocatoria (que completó sus 250 cupos en menos de una semana), la actividad se repetirá en el mes de marzo de 2020. El Laboratorio Constitucional participará activamente de la discusión sobre el proceso constituyente produciendo ideas y contribuyendo a dinamizar debates socialmente relevantes.

Ver galería:

En Portada

cerrar